Top Ad unit 728 × 90

El balance entre credibilidad y reputación para ser modelo, según un fotógrafo de moda.

Como bien, y si no te lo dice un fotógrafo de moda, sabes internet y las redes sociales son una poderosa herramienta para contactar y ofrecer tus servicios profesionales como modelo.
Ya sea para sesiones de fotos, catalogos de ropa, o sesiones publicitarias de productos, en cualquier lugar del mundo.
Pero muy pocas modelos tienen en cuenta, es que también esta misma herramienta se convierte en una arma de doble filo si no sabes cómo aprovechar su poder para que juegue a su favor, y por el contrario avanzas sin una estrategia correcta.

Creer que lo sabes todo, que todo es muy fácil, me han dicho que … y no confiar en los profesionales del sector son errores que pueden arruinar tu carrera antes de que empiece.

1. Una imagen poco profesional

Me encanta comenzar con este consejo porque creo que es uno de los más sencillos de resolver, pero a su vez su efecto es muy dañino.

Una imagen puede tener muchos componentes.

Pero hoy me voy a centrar en una sola fotografía, porque una foto poco profesional es una gran ladrona de la credibilidad, y aunque tu no lo notes un profesional de gremio si.

Con esto no quiero decir que me llames corriendo para concertarme una cita para una sesión de fotos, no, sinó que trates de elegir una foto que refleje lo que eres.

Y ya si las necesitas para ser modelo de verdad, o renovar tu book entonces me avisas.

¿Que quiero decir con esto? Un fotógrafo de moda o un director de casting quiere que la persona que haga de modelo conecte con su audiencia de una mandara concreta, recuerda que somos seres sociales.

La ausencia de una foto profesional deja tus servicios en un plan totalmente impersonal, y eso no atrae a tu posible cliente.

Dependiendo tu tipo de cuerpo o la forma de tu cara, algunas poses o la iluminación empleada te perjudicará o hará que llames la atención suficiente para que se planteen contratarte.

Y esas cosas, créeme que se notan cuando una fotografía viene de un aficionado o un profesional especializado.

2. Un caso de éxito demasiado “Light”

Es muy habitual que cuando quieres crear tu imagen en internet, redes sociales, o contactas con un director de casting o marca quieres explicar algunos logros y resultados obtenidos, a través de casos de éxito, historias, testimonios y publicaciones ajenas.

Creo que es una excelente práctica y muy recomendable.

Ni me voy a detener en mencionar que obviamente que todo debe ser auténtico y no inventado.

Pero aún cuando tus propuestas parezcan interesantes para ti, el inconveniente que se encuentran tus posibles clientes es que no pueden saber el beneficio directo que les puedes aportar, ya sea para alcanzar más clientes o conseguir más ventas directas.

Porque sean eventos o éxitos de poca repercusión o muy localizada. Como suelen organizar en las pequeñas ciudades.

En estos eventos tus capacidades y habilidades interpersonales no hablan de lo que pueden hacer por tus clientes.

Y tener un porfolio o book muy complejo o intimo, no ayuda.

Siempre estás en tu derecho de especializarte en una especialización concreta, pero recuerda el artículo que escribí hace algún tiempo: «Modelo generalista vs modelo especialista»

Ponte en el papel de tu futuro cliente, si quieres representar a una marca de ropa, y tu book mayoritariamente está compuesto de sesiones de intercambio de lencería, bikini o boudoir igual no es lo ideal, y deberías centrarte mas en tiendas de lencería y no en marcas de ropa mas comerciales.

3. Información demasiado personal

Aquí voy a hacer una aclaración muy importante.

Conectar con las personas muchas veces implica abrir un poco la puerta a algunas cuestiones personales, y eso no está del todo mal.

En cierta forma, y aquí tu eliges el espacio que das, esto te permite que las personas te vean como humana, con necesidades e historias parecidas a las que podrían sentir ellos.

Ahora bien, es bastante habitual que las las profesionales decidan abrir una pagina especifica a nivel profesional y la dejen totalmente enlazada a su página personal.

Aquí el problema surge si en tu perfil personal decides publicar ideas, comentarios, imágenes o incluso si te etiquetan en fotos en situaciones poco decorosas 

Una es que tus clientes te vean como una persona con intereses reales, y otra muy distinta que vean tu lado “menos” profesional.

Por supuesto que todos tenemos nuestra vida privada y tenemos el derecho de vivirla como más nos plazca.

Pero también tenemos el derecho a mantener esa privacidad y no mostrarla con quienes no tenemos una relación tan cercana.

Una relación con un cliente nunca dejará de ser una relación profesional aún cuando haya una maravillosa conexión y marco de plena confianza.

Tu cliente necesita seguir sintiendo que frente a ti tiene una profesional 7×24.

4. Un book / porfolio / perfil profesional desestructurado o muy amateur

La verdad es que respecto a este punto es harta información la que hay que discutir.

Tener una web propia es muchas veces el centro de acción cuanto tienes un negocio o una marca profesional en internet.

Así que no vamos a descartar esta herramienta (tu web propia) para atraer o repeler posibles clientes.

En primer lugar, te voy a sugerir que utilices la herramienta que utilices es que seas muy ordenad@ en la información que quieres mostrar.

Cuanto más simple lo mantengas, más vas a obtener resultados porque tus clientes encontrarán lo que fueron a buscar.

Recuerda además que una mente confundida no compra ni contrata, con lo cual por más que le quieras dar decenas de opciones diferentes, terminarás por marear y distraer al observador de tu perfil.

Las fotografías devén ser simples, sin efectos especiales ni atrezzo escandaloso, con un diseño sencillo y poco costoso, utiliza fondos limpios que no distraigan la atención del motivo principal que eres tu.

La fotografía de exterior esta bien para complementar y contextualizar un poco las acciones pero no devén predominar.

Ni ya decirte mostrar las fotografías con firmas, marcas de agua, logos, etc. que denotan una dejadez por tu parte hacia tu carrera profesional.

No tienes que invertir un gran dinero en hacerte tu book o porfolio, solo necesitas lo justo y necesario, suficiente para que te contraten, e ir renovándolo y complementado poco a poco una vez o dos al año.

Piensa que es la cara de tu oficina en internet, y no puedes permitirte que alguien visite y sienta que no es un lugar donde le gustaría depositar su confianza y así contratar tus servicios.

Recuerda que recién estás empezando con tu marca, no significa que tengas que lucir como un amateur o principiante.

Y la confianza y ayuda que te puede ofrecer un buen profesional del gremio es seguramente el empujón que necesitas en tu carrera.

Espero que tras estos consejos sigas queriendo ser modelo, contar con unas buenas fotografías profesionales, especificas y personalizadas harán diferenciarte del resto de modelos..
El balance entre credibilidad y reputación para ser modelo, según un fotógrafo de moda. Revisado por elcidop en 5:57 Clasificación: 5

No hay comentarios:

Todos los derechos reservados para Fotomodels.es © 2014 - 2020
Realizado por Fotomodels.es

Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Fotomodels.es. Imágenes del tema: enjoynz. Con la tecnología de Blogger.